0

¿Cómo bajar de peso mientras estás embarazada?

El embarazo es una etapa de las mujeres en las que generalmente aparecen muchas ansias y eso incita a la mala alimentación y el aumento excesivo de peso. Si bien los doctores no recomiendan hacer dietas durante el embarazo, es importante comer saludable y no aumentar más kilos de lo necesario.

Es recomendable ingerir cierta cantidad de calorías, pero siempre consumir alimentos que aporten vitaminas y nutrientes para que el bebé pueda recibirlos y crecer saludablemente. Por lo tanto no es recomendable bajar de peso, a no ser que nuestro doctor nos lo aconseje, en ese caso debemos implementar una dieta basada en vegetales, frutas y carnes magras como pollo pescado y carnes rojas sin grasa, de forma tal que no privemos al bebé de las calorías necesarias para su desarrollo.

Generalmente las mujeres bajan de peso en el primer trimestre de embarazo, ya que en ese periodo suelen producirse nauseas y vómitos que hacen que no lleguen a absorber del todo los nutrientes y calorías de las comidas. Si la mujer tiene sobrepeso no hay de qué preocuparse, ya que el bebé puede alimentarse de las calorías almacenadas en los tejidos grasos de la madre, pero si no tiene sobrepeso es recomendable seguir alguna dieta que impida vómitos y nauseas.

Además para bajar de peso es recomendable tomar mucha cantidad de agua, no solamente desintoxicamos el cuerpo, sino que también lo mantendremos correctamente hidratado.

Cuando la mujer comienza el embarazo necesita ingerir por lo menos 300 calorías adicionales diarios a su plan nutricional, pero estas pueden ser aportadas por alimentos saludables como los mencionados anteriormente, ya que si se consumen alimentos insalubres y vacíos en nutrientes estaríamos aportando gran cantidad de calorías inservibles, sin ningún tipo de beneficio. Estas medidas pueden variar según las necesidades de cada mujer, si tiene sobrepeso o esta por debajo de su peso normal, puede que la cantidad de calorías adicionales necesarias sean diferentes.

Por otro lado siempre es recomendable moverse, hacer ejercicio pero no de manera excesiva, más bien dar caminatas tranquilas, bailar o nadar. Además estas actividades benefician otros aspectos como el buen descanso, reduce los posibles dolores, levanta el ánimo y demás. Es importante que antes de empezar a practicar cualquiera de estas actividades consultemos con nuestro médico para evitar ciertas complicaciones, ya que todos los embarazos son diferentes.

Para finalizar, es aconsejable comer cada 2 o 3 horas pequeñas porciones, alimentos frescos, sin azúcar agregada, grasas saturadas o alcohol, por lo tanto debemos tachar de la lista los postres, gaseosas, comida chatarra y bebidas alcohólicas. Reemplazamos esto por alguna fruta en la tarde, ensalada con carne magra en el almuerzo y la cena y demás alimentos saludables. También es bueno comer frutas secas y yogures, ya que aportan gran cantidad de vitaminas y nutrientes.

Guru del peso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *